8 razones por las que el maternal es mejor que la guardería

Categorías:

¿Te has preguntado cuál es la diferencia entre la guardería y el maternal?¿Realmente son tan distintos? ¡La respuesta es sí!, y aquí te contamos por qué.

¿Maternal o guardería? ¡No son lo mismo!

La escuela o jardín maternal es una opción para padres o madres que trabajan y necesitan una ayuda para cuidar a sus hijos e hijas pequeñas. A pesar de que diversos estudios recomiendan no separar a un bebé de su figura materna antes del primer año  y medio de vida, el maternal y la guardería ofrecen una alternativa para el cuidado de los más pequeños.

Sin embargo, hay una enorme diferencia entre la escuela maternal y una guardería. En esencia, mientras que la guardería es un lugar que se limita a observar y cubrir las necesidades más básicas de las y los pequeños, la escuela maternal está diseñada para propiciar y contribuir a su desarrollo cognitivo y social.

Una buena educación maternal puede potenciar la curiosidad, autonomía, creatividad y otras habilidades necesarias para enfrentar la vida con seguridad. A través de actividades enfocadas al desarrollo del lenguaje, coordinación motriz y conocimiento del medio, los pequeños y pequeñas pueden llegar a visualizar lo que quieren, lo que les gusta y lo que no, formulando conceptos descriptivos sobre las cosas y su comportamiento.

8 razones por las que el maternal es mejor opción que una guardería

1. Aprender, no sólo esperar a mamá

La diferencia más importante entre el maternal y una guardería está en su estructura escolarizada; una educación planificada, sustentada en principios psicológicos y métodos pedagógicos basados en el juego, secuencias y asociaciones. En el maternal las niñas y niños no sólo esperan al momento en que sus padres los recojan, sino que ingresan a un modelo formal de aprendizaje y desarrollo, con planes anuales y proyectos. Las necesidades básicas de descanso, juego, seguridad y alimentación se encuentran en el marco de una formación más holística y completa. 

2. Ambientes sociales adecuados para su edad

En la etapa temprana de la vida, cada año, en términos de desarrollo cognitivo, es extremadamente distinto del otro. Esto quiere decir que juntar niños en etapas de aprendizaje muy diferentes pasa por alto los requerimientos de socialización de cada uno. En el Maternal del ILTSXXI los pequeños participan en actividades que encajan a la perfección con sus necesidades cognitivas. 

3. Personal especializado

En una guardería no es particularmente necesario listar personal con facultades pedagógicas específicas, ya que el mayor enfoque es cuidar a los niños y niñas mientras esperan a sus padres. En maternal, el personal capacitado es un must, ya que debe conocer las estrategias y métodos de vanguardia para saber aprovechar la plasticidad del cerebro de los niños pequeños mientras se les infunde amor, confianza y seguridad.

4. Desarrollo temprano de competencias

Un enfoque integral en los primeros años de vida puede potenciar ciertas competencias como la creatividad, la curiosidad y la independencia en años posteriores. 

5. Sociabilidad y autonomía

El gran plus de maternal es la posibilidad de que el pequeño interactúe con otras niñas y niños de su edad. De esta manera podrá conocer pautas sociales, normas de conducta; aprender empatía y colaboración. Además, puede llegar a desarrollar un fuerte sentido de autonomía al no poder depender de sus padres. 

6. Una transición pacífica

Los niños y niñas pequeños que inician su camino escolar desde una edad temprana pueden llegar a adaptarse con mayor facilidad a las transiciones de ingreso a preescolar , y, más tarde, de preescolar a primaria. 

7. Estimulación temprana

Los primeros tres años de vida son una efervescencia de aprendizajes y descubrimientos. En esta etapa, las niñas y niños necesitan muchos estímulos, desde la interacción con la madre y la formación de la identidad, hasta una enorme diversidad de texturas, sonidos, imágenes y palabras y procesos exteriores. Estos estímulos van formando su concepción del mundo; les ayudan a discernir causas y efectos,  desarrollan su motricidad fina y motricidad gruesa, y enriquecen sus procesos cognitivos, intelectuales y emocionales.

8. Papá y/o mamá involucrados en cada paso de su desarrollo  

Finalmente, la escuela maternal sigue siendo una opción para padres y madres que trabajan y que buscan también formar parte activa del desarrollo inicial de sus pequeños fomentando la creación de lazos afectivos con sus hijos desde sus primeros pasos, cuidando de cerca la participación y comunicación entre papás y escuela. 

Como puedes ver, optar por una educación maternal le aportará mucho más a tu pequeño o pequeña que una estancia en una guardería. En esta etapa los pequeños podrán aprender a ser personas conscientes de sí mismas y de sus acciones. Esta educación temprana puede convertirse en un pilar fundamental de su desarrollo, sentando bases sólidas para su formación futura. 

1

Contacto

Comunícate con nosotros

Instituto Las Torres Siglo XXI

Llámanos
771 210 3236

Ubicación
Blvd Las Torres 201,
San Antonio El Desmonte,
42111, Pachuca, Hidalgo.

Abrir mapa

Escríbenos